La concertación

Los tributos que constituyen el sistema tributario de los Territorios Históricos son los llamados tributos concertados. La concertación de un impuesto significa que dicho impuesto se incluye en el régimen tributario de los Territorios Históricos, y que, por tanto las instituciones competentes de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa deberán establecer, mantener y regular. Estos tributos concertados […]

Viajando por la fiscalidad

Quisiera inaugurar una sección dedicada a conocer un poco mejor los sistemas fiscales que hay en el mundo, y como no podía ser de otra manera, en la primera de esta serie de entradas que iré publicando, me gustaría esbozar una introducción al sistema fiscal español, o mejor dicho, a los sistemas fiscales que podemos […]

La casa por la base

A pesar de haber hablado bastante de este tema nos quedamos con las ganas de divertirnos un poco más (cuando te enfrentas a tres recursos de estos a la semana, empieza a tener su gracia) enfrentándonos a los argumentos de los ayuntamientos que, recurso de reposición tras recurso de reposición, dejan tras de sí una […]

Hecho imposible: una odisea en el espacio tributario.

Cuando en la carrera a mí me enseñaban esto de los impuestos (aparte de que nadie me explicó la guerra que podían llegar a dar los tributos locales que se daban de pasada como un tema menor), había una cosa que siempre recalcaba mucho nuestro profesor de tributario: identificar el hecho imponible. “Es la única […]

Perdiendo el Norte

Piense que usted es propietario de una vivienda en uno de esos barrios dormitorio de la periferia urbana. Al año siguiente de comprarlo el Ayuntamiento asfalta las calles colindantes e instala un alumbrado nuevo. Ya en fechas navideñas les regala una línea de autobús que le deja frente al portal de su bloque de viviendas y como propósito de año nuevo les promete un moderno sistema de canalización de aguas residuales y basuras, que promesa a promesa se materializa oportunamente un mes antes de la elecciones municipales. Así, año a año, el Ayuntamiento va dejando cuco, que diríamos, su barrio, y en 7 años no lo reconoce ni el arquitecto urbano que lo parió.